Componente del vino remodela el microbioma intestinal, protegiéndote contra enfermedades cardiacas

Un compuesto que se encuentra en el vino tinto, el resveratrol, reduce el riesgo de enfermedades del corazón cambiando el microbioma intestinal, según un nuevo estudio realizado por investigadores de China.

“Nuestros resultados ofrecen nuevos conocimientos sobre los mecanismos responsables de los efectos anti-aterosclerosis del resveratrol e indican que la microbiota intestinal puede llegar a ser un objetivo interesante para las intervenciones farmacológicas o dietéticas para reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares”, dijo Man-tian Mi, PhD, director del estudio e investigador en el Research Center for Nutrition and Food Safety de China.

La enfermedad cardiovascular sigue siendo la causa principal de muerte en las sociedades industrializadas, incluyendo los Estados Unidos, y la incidencia está creciendo en los países en desarrollo. En los últimos años, los investigadores han aprendido que el microbioma intestinal juega un importante papel en la acumulación de placas en las arterias, conocido como aterosclerosis. El resveratrol, un polifenol que se encuentra en el vino tinto, se cree que tiene propiedades antioxidantes que protegen contra condiciones tales como enfermedades del corazón.

En el nuevo estudio, los investigadores realizaron una serie de experimentos en ratones para determinar si el efecto protector del resveratrol contra la aterosclerosis se relaciona con cambios en el microbioma intestinal. Ellos encontraron que el resveratrol reduce los niveles de óxido de trimetilamina (OTMA), un contribuyente conocido para el desarrollo de la aterosclerosis. También encontraron que el resveratrol inhibe la producción de trimetilamina (TMA) por parte de las bacterias intestinales, el cual es necesario para la producción de OTMA.

“En nuestro estudio actual, se encontró que el resveratrol puede remodelar la microbiota intestinal incluyendo el aumento de las relaciones de Bacteroidetes/Firmicutes, inhibir significativamente el crecimiento de Prevotella, y el aumento de la abundancia relativa de Bacteroides, Lactobacillus, Bifidobacterium, y Akkermansia en ratones”. Según el Dr. Mi, los resultados sugieren que este polifenol natural sin ningún efecto secundario podría ser utilizado como un tratamiento para la enfermedad cardiovascular. Los próximos pasos de los investigadores son definir aún más el papel del resveratrol en la enfermedad cardiovascular y reproducir sus resultados en los seres humanos.

2016-11-10T15:39:33+00:00